Proezas de un letrista olvidado

Se llamaba Julio Figueroa, alias Fígaro, y sus andanzas merecen un espacio en la evocación de los carnavales de antes porque, a contrapelo de lo que hoy cuesta lidiar con las exigencias de un repertorio, este señor era capaz de libretar a una veintena de agrupaciones por año. Claro que estamos hablando de la décadaSigue leyendo «Proezas de un letrista olvidado»

El carnaval del lenguaje II: Los trabalenguas de antaño

Uno de los rasgos que mejor define el sentido de lo cómico en los carnavales del Novecientos tiene que ver con los juegos de palabras que proliferaron en los repertorios de entonces y que, más allá de personajes y situaciones graciosas, apuntan a los efectos humorísticos que el lenguaje es capaz de producir en síSigue leyendo «El carnaval del lenguaje II: Los trabalenguas de antaño»