Sueños de papel y engrudo

Durante la primera mitad del siglo XX, nuestro carnaval tuvo una dimensión barrial muy intensa que alcanzó su máxima expresión en los tablados vecinales levantados año a año en cientos de esquinas montevideanas. Esa misma forma colectiva de vivir la fiesta también se expresa en la construcción de carros alegóricos destinados a participar en losSigue leyendo “Sueños de papel y engrudo”

La barra de Peloduro

Esta foto fue tomada en enero de 1935 en el taller del escultor español Eduardo Díaz Yepes (al centro, de lentes) que en ese momento tenía 26 años y había llegado al Uruguay pocos meses antes con Joaquín Torres García y su familia. Sobre el extremo derecho de la foto aparece el dibujante Julio SuárezSigue leyendo “La barra de Peloduro”

Entre Muñecas para quermés y las Exploradoras del caño

Durante buena parte del siglo XIX, las mujeres fueron protagonistas principales de los desenfrenos propios del carnaval ‘bárbaro’. Más tarde, las represiones y pudores del disciplinamiento las alejaron del escenario ‘promiscuo’ de la calle y las recluyeron en los ‘inofensivos’ carruajes alegóricos que proliferaron en los corsos y desfiles del Novecientos. Muñecas para quermés, ¡SiSigue leyendo “Entre Muñecas para quermés y las Exploradoras del caño”

La tragedia de las Partidarias del divorcio

En el carnaval de 1906, en el marco del violento debate que polarizó a la sociedad uruguaya en torno a uno de los proyectos más audaces del batllismo, un cúmulo de inofensivas serpentinas se transformó en hoguera mortal para cuatro jóvenes ocupantes de un carruaje femenino denominado Partidarias del Divorcio. Por entonces, era habitual queSigue leyendo “La tragedia de las Partidarias del divorcio”